Tu bebé por fin está en tus brazos, dormido plácidamente después de comer, con una leve sonrisa en su rostro que irradia paz y tranquilidad, y tu que no dejas de verlo, de observar cada detalle, de saborear su olor a recién nacido, de acariciar sus pequeños y...

leer más